El sector eólico español logra récord de exportación y desbanca a Alemania en el ranking mundial

El sector pasa de cuarta a tercera posición en la clasificación internacional.

El sector eólico español registró durante el pasado ejercicio un saldo exportador récord y logró desbancar a Alemania como tercer país con mejor balanza comercial dentro de esta actividad, según indica en su ‘blog’ la Asociación Empresarial Eólica (AEE).

En concreto, las diferencias entre las exportaciones y las importaciones eólicas arrojó durante el pasado ejercicio un saldo positivo en España de 2.237 millones de euros, un 18,5% por encima del año anterior.

Estos datos, recogidos a partir de la información que ofrece el Ministerio de Economía y Competitividad, muestran que, por primera vez desde 2011, la balanza comercial eólica ha superado los 2.000 millones de euros de superávit.

El año pasado, las exportaciones del sector eólico ascendieron a 2.563 millones, tras incrementarse un 18%, y supusieron el 1% del total español. Las importaciones se mantuvieron estables en 326 millones.

La AEE destaca que la eólica es la única de las tecnologías renovables que tiene fabricación en España y explica que en la actualidad hay empresas en toda la cadena de valor industrial y centros de fabricación en doce de las diecisiete comunidades autónomas, con el consiguiente efecto tractor para la economía y el empleo en todo el territorio español.

En comparación con otros sectores clave para España, la aportación a la balanza comercial española de la eólica ha sido similar en 2015 a la del vino (2.497 millones) y se ha situado muy por encima de la del sector de fruta, hortalizas y sus conservas (1.005 millones) y del calzado (283 millones).

En términos de saldo comercial, España sube un puesto en el ranking mundial y se sitúa en la tercera posición, tras adelantar a Alemania, según los datos de UN-Comtrade de 2014, que son los últimos disponibles para todos los países.

La diferencia entre ambos países radica en que España apenas importa tecnología eólica porque cuenta con empresas en toda la cadena de valor, mientras que el mercado alemán necesita absorber componentes de otros mercados, explica la asociación.

Por el contrario, España ha descendido un peldaño en el ranking de exportadores, hasta el cuarto lugar, al quedar superado por China, que en 2014 se impuso a los dos tradicionales primeros, que son Alemania y Dinamarca.

La AEE advierte además de que el éxito internacional de la industria española no enmascara sus problemas en el mercado doméstico, ya que en los dos últimos años los fabricantes de aerogeneradores se han visto obligados a exportar el 100% de lo manufacturado en España ante la parálisis que vive el sector a nivel nacional.

Fuente: Expansion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *